11 de enero de 2010

New World XVI


Estaba intranquilo, la noticia aparecida en todas las pantallas de noticias le había dejado helado. El hallazgo del cadáver de una mujer decapitada, a la cual le habían extraído toda la sangre del cerebro le había sumido en un estado de nerviosismo. Miraba hacía todos lados, buscando no sabía muy bien lo que. Desde que lo había escuchado sospechaba de todo y de todos, cualquier sombra le parecía sospechosa. Llevaba varios minutos intentando contactar con el laboratorio, pero nadie le atendía o le cogía la llamada y eso no hacía más que aumentar su nerviosismo. El café le sabía como diferente aquella mañana, miro por el ventanal de la cafetería, las personas iban y venían como un día cualquiera. A la ciudad impersonal, parecía no importarle que a una de sus vecinas la hubiesen asesinado; la vida continuaba y no se podía detener por una muerte más, pensó. Pero extrañamente esas palabras no le tranquilizaron. El sonido de su teléfono le asusto tirandole casi de la silla, miro para la pantalla y vio el nombre de su superior en el laboratorio, intentando parecer tranquilo y dueño de la situación dio paso a la vídeo llamada.

- ¡Por fin! Ya pensaba que nadie hoy cogería un teléfono para hablar conmigo, doctor ha visto las noticias, han asesinado a una mujer y le han extraído la sangre de su cabeza decapitada. El sudor le caía sobre la frente, dejando claro que no podría controlar la sudoración de su cuerpo.
- Merlón, llega usted tarde. Y además no se que tiene que ver un asesinato con nosotros, o para ser más precisos con usted. Por desgracia, de vez en cuando asesinan a alguien. El mal siempre esa presente, eso va con la miseria humana. Muchos no pueden vivir sin hacer mal al prójimo. Déjese de tonterías y venga inmediatamente para el laboratorio. La cara del hombre reflejaba que le importaba más bien poco si la muerta tenia algo que ver con el laboratorio y sus investigaciones. Quería a su subordinado allí, y no admitiría un no por respuesta.
- Si doctor, en diez minutos, estoy ahí.

  Bebió el final del café y cerro la pantalla de noticias de la mesa, levantándose para pagar e irse al laboratorio. El doctor jefe tenia muchas virtudes, pero precisamente la paciencia no era una de ella, pensó. El pequeño local, con apenas cinco mesas estaba decorado muy del siglo XX, un viejo aparato de discos de vinilo pero el apenas reconocía nada, un extraño aparato era para poner música de la penúltima década del siglo XX al gusto de cada cliente, y todo decorado en tonos azules y rojos, con mucha luz de neón por las paredes y techos. A él le relajaba, se encontraba a gusto allí, a pesar de haber nacido en pleno siglo XXI, no sabia el porque le gustaba todo aquel caos y los colores chillones del local. La chica vestida con un vestido con amplias hombreras, que solía estar detrás del mostrador, hoy no estaba, y todo el mundo se había ido ya, solo quedaba él. Apoyo el dedo en la pantalla táctil para pagar lo que tomara, le llamo la atención un extraño brillo reflejado en la pantalla que venia de su espalda, intento girar la cabeza para ver que era lo que se situaba a su espalda y que despedía aquel brillo. Su cabeza giro, pero su cuerpo no; este seguía mirando al mostrador, la cabeza continuo con su giro cayendo hacia la espalda. El hombre vestido de negro, se movía rápidamente evitando que el cuerpo cayese, la sangre comenzaba a salir a borbotones, una nueva luz surgía de una especie de lapicero, y la sangre se coagulo completamente en lo que restaba de cuello. La cabeza, reboto varias veces en el suelo, rodando hasta debajo de la mesa donde minutos antes se había sentado tomando el café y leyendo la noticia del asesinato de una joven, la noche anterior.

- ¿Era necesario?
- Doctor, solo cumplimos ordenes al igual que usted. No preguntamos si era necesario o no. Lo hacemos y basta.

Dos hombres más aparecieron recogiendo el cuerpo y la cabeza, la sangre era recogida por una tubería que la llevaba a un pequeño deposito situado en el brazo de uno de ellos. En pocos segundo no había ni rastro de la sangre, ni pareciera que allí hubiese ocurrido nada.  El mundo giraba, una persona había desaparecido y otra que se preguntaba el porque de aquella muerte había seguido su misma suerte. Fuera las personas continuaban yendo a sus lugares de trabajo y nadie miraba para dentro del local. El hombre vestido de negro en la puerta comenzó andar hacía su izquierda, a los pocos minutos una joven con un vestido de cuero rojo y amplias hombreras ocupo su puesto en la caja, y los clientes comenzaron a entrar de nuevo en la cafetería.

15 comentarios:

Elena dijo...

Buenooooo..., veo que por fin retomamos la historia.
Debo confesar que al ver la entrada en mi escritorio, pensé "¿me acordaré por dónde dejamos la historia?"...y síiiiii, me acuerdo.
Vamos a ver, teníamos una muerta decapitada y más seca que la mojama, o sea, sin una gota de sangre en el cuerpo.
Hoy continuamos con otro muerto...

Javier, ¿acabaremos todos muertos como en "El alcalde de Zalamea"?

Seguiremos la historia... si a usted le da la gana, jajaja...

Besos guapetón.

Javier Pol dijo...

Me tenia que cargar a alguien más, las reminiscencias de la Navidad jajajaj. Me hice de rogar; pero estuve la mente nublada por algunos licores típicos y no tan típicos de las fechas pasadas.

No te preocupes intentare (no prometo nada) ser un poquito más regular publicando para que no tengáis que esperar tanto. Pero aviso jejejejeje, estoy espeso, espeso. jajajajajaj


Un besiño guapetona

POLIDORI dijo...

Así da gusto volver de estas vacaciones tan empalagosas y glucosadas.

Por lo menos hay que reconocerles que son limpios, no manchan nada. Ja ja ja.

Echaba mucho de menos esta serie, me alegro de ver que vuelves en plena forma.

Un abrazo.




John W.

Javier Pol dijo...

Gracias Polidori; pero para ser sincero en plena forma aún no estoy; como le decía a Elena, estoy espeso. Esta parte me costo Dios y ayuda; es más tengo en mente la historia pero soy incapaz de sacarla fuera; cuando me pongo a escribir y la releo me resulta incompresible y sin pies ni cabeza. Espero que se me pase pronto jejejejeje.


Un abrazo amigo.

yuriluna dijo...

buenos dias javier, menuda entrada nos has traido hoy, me e quedado mas confundida, porque la muerte de esa chica, trae otra muerte, que es lo que tiene que ver, bueno espero la siguiente entrada para saber el por que y feliz año que todo lo que desees se realize, besos y abrazos suerte....

fher dijo...

Ahora asesinatos en serie. Definitivamente te encanta liar las cosas, después no te quejes, jajajajajaja.
Excelente la descripción de este capítulo, de los más vívidos que he leído.

Un abrazo

Javier Pol dijo...

Yuri la confusión es buena jajajaja, no te preocupes intentare en la próxima entrega arrojar algo de luz en todo este lío... bueno si no lo lío más aún. Pero el porque de esta muerte es debida a que el investigador formaba parte de los que habían descubierto la forma de que la sangre se pudiese sacar de la cabeza sin manchar; si recuerdas en el asesinato de la mujer, le sacaban toda la sangre de la cabeza a la vez que la habían decapitado, y ninguno sabía como era posible. Este joven se dio cuenta de que el asesinato tenia que ver con las investigaciones de su laboratorio y de ahí que tuviesen que hacerlo desaparecer, para que no hubiera ningún cabo suelto.

Muchos besos y abrazos para ti y para México.

Javier Pol dijo...

Soy experto en liar las cosas y luego me vuelvo loco para desligarlas, ya sabes como soy Fher. jjajajajaja. Voy a intentar cambiar un poco el ritmo del relato, describiendo un poco más los lugares, ya que me di cuenta de que la acción en la mayoría de los casos transcurre en sitios demasiados impersonales y a los que no les di la suficiente importancia.

Ya ves que aunque espeso, si que estuve haciendo los deberes en estas vacaciones navideñas, me leí el relato unas cuatro veces para ver los fallos, que son muchos y variados jajajajajajaj


Un abrazo amigo, y buenas vacaciones.

charneguet dijo...

Javier, Guerrera te desdice. Tu reflexiones sobre Dios no parecen no parecen haber sido suficientes para ella. Está hecha un basilisco. Pásate por la Tasca Gao a desfacer el entuerto.

María dijo...

¡¡Jo Javier!!

Pero ¡¡Que gore te han dejado estas Navidades!! ¡¡cuerpos chorreando sangre a borbotones!! ¡¡puaaaaag!! Menos mal que en tu mundo se ve que son muy, pero que muy eficientes con la limpieza...Mira, eso sí que me da envidia...Y tu doctor Merlón, me ha sonado a Dr. Melón ja,ja,ja Pobrecito ¡¡No me extraña nada que su jefe le tratara de tan malos modos!! ¿¿¿Cómo puede inspirar respeto Don Merlón??? ja,ja,ja...
No te enfades, es broma, que tú eres un artista en esto de buscar nonbrajos... Pero este, te ha quedado muy gracioso...

Bueno, Javier, me ha encantado ver tu reincomporación al tajo...Se te extrañaba mucho, que lo sepas...
Por cierto, me he llevado un buen susto con alguna de tus visitas y sus referencias... Si yo te contara...ja,ja,ja..No sabía yo. ;-)

Cuídate mucho...Muchos besos y...

Bienvenido.

Javier Pol dijo...

María me has dejado... ¿porque te asuste? jajajaj aunque conociéndome sabe Dios; lo del Gore son los rescoldos de la Navidad, como te dije mis sentimientos encontrados con la Navidad, estoy deseando que acaben y cuando llega el final quiero matar a alguien y mira este año lo conseguí jjajajajajaja

Lo del nombrecito tienes razón en una cosa, tecleando el nombre me salió Melón, le añadí la erre y así se quedo, el nombre que tenia en mente era Marlon, por Mr. Marlon Brando pero...



Un besazzzzzzzzzo jajajajaja

María dijo...

No Javier, tú no me asustaste.
En realidad nadie, pero me refería, más bien a la impresión que me ha causado el ver, a alguna de las personas que te han visitado.
Nada preocupante, espero. ;-)

Así que el nombre iba por Marlon ...ja,ja,ja Lo que son los gazapos.
me alegra tu regreso, de veras...¿Mataste a alguien estas Navidades?
Espero que fuera como mucho a una pobre hormiga...
No te veo yo así, agresivo y fuera de ti para eso. ;-)

Otro besazo para ti.

Javier Pol dijo...

No te creas tengo un punto de ebullición que cuando lo dejo escapar lo mejor es escapar de mi lado. Matar no mate a nadie, aunque la tentación la tuve y no veas que tentación jajajaja.


Creo que se por donde vas, pero es que a veces me meto en cada charco que... todos son buena gente, excepto alguien que se dedica a ponerme a parir porque entro a comentar en el blog de una amiga; por eso tuve que poner la moderación de comentarios, para que no os molestase a vosotros. De todo hay por el mundo, que te voy a decir a ti.

Un beso

Leona catalana dijo...

Por fin has retomado el relato. Ya se nota que las navidades te han dejado con ganas de descargar la mala leche, je je je...

Tienes que pasarme el invento ese de recoger la sangre sin dejar huella. Es para cuando la gata asesina hace una escabechina con mis piernas.

Un abrazo, Javier.

Guerrera de la LUZ dijo...

Javier, vuelvo de nuevo porque yahoo me ha devuelto el comentario que te he hecho con una notificación de Failure diciéndome que no ha entrado. A ver si esta vez tengo suerte, te lo copio:


Hola Javier!

Vengo a darte las gracias y a pedirte disculpas por lo que te ha dicho
Juanjo... sé que no lo dice con maldad, perdonale. Le ha debido doler
que le hayas llamado indirectamente ignorante por equiparar el Vudú con
el satanismo. En cualquier caso lo siento si te has sentido ofendido.

Anda que el Charne.... Pero Charne, vamos a ver, cuándo me he puesto yo
hecha un basilisco, criaturo??

Muy bueno el tema de Iron Maiden. Compartimos el gusto por el buen
heavy metal.

Besos! y gracias.