17 de diciembre de 2009

La Primera Nevada del Invierno, aunque sea Otoño

Hoy no voy a continuar con la historia , lo siento ja,ja,ja,ja,ja. Ayer noche cayo la primera nevada del invierno en Calahorra, y saque a mis hijos fuera. Continuo nevando toda la noche, y llevamos, mi mujer y yo a los dos enanos al colegio. Así que me perdonareis, si esta vez soy egoísta y sale mi familia. Y es que la cara de los dos yendo por la nieve no tiene precio, para ambos era la primera vez que veían la nieve.




   Los dos que nos traen locos, bajo la nieve.

La de las bolitas es la jefa de casa, ordeno y mando en plaza ja,ja,ja.


 
 

Dicen que hay cosas que no se pagan con dinero, y la cara de los niños al descubrir o encontrarse con algo nuevo o nunca visto por ellos hasta ahora, es una de ellas. Y es que a veces lo más sencillo y lo que no cuesta nada, es lo mejor. La naturaleza te da oportunidades de ver disfrutar a tus hijos y convertirse uno mismo en niño, tirando bolas de nieve a ellos y ellos a ti.






http://www.ergoseguros.com/

20 comentarios:

charneguet dijo...

Amigo Javier Pol, el descubrimiento de la nieve para un niño es un acontecimiento inolvidable. Al menos así lo recuerdo yo. Aquella blancura cegadora, tan blanquísima, que con el sol, si cabe más radiante y absoluta. La magia de mi primer contacto con ella, todavía me dura, como el primer contacto con el mar. Maravilloso.

Elena dijo...

Me encantó Javier. Es una entrada preciosa.
Si tus hijos no habían visto la nieve por ahí arriba, imagínate a los míos el día que vieron Córdoba toda blanca.
Decidimos irnos a mi pueblo que tenía una buena capa de nieve, allí hace bastante más frío que en la ciudad.
Cuando mi marido echó el freno de mano, la niña abrió la puerta del coche y se lanzó como quien se tira a una piscina, jajaja...

Impagable de verdad. Son las cosas sencillas de la vida, las más importantes.

Besos, y sigue disfrutando con tus hijos.

POLIDORI dijo...

Hola Javier,

Me alegro mucho de que hayáis disfrutado mucho de la nieve y de que os guste, a mí la mezcla de nieve y carretera me ha hecho hartarme.

Un abrazo.




John W.

Susurros Mortales dijo...

Esta entrada es de las mas bonitas que he visto por aqui, muy entrañable. No hay nada mejor de lo que hablar que de la familia.

Besitos.

yuriluna dijo...

hola javier muy bonita entrada y pues me alegro k tus niños disfruten la nieve k diera yo a mis 20 años poder algun dia ver un campo nevando ya k aki en mexico no neva, bueno cuidate y nos vemos luego y esperamos mas de la historia cuidate... y besos y abrazos a tus niños....

ஐ Lucero ஐ dijo...

Hola mi Javi qe bellas fotos, yo seria feliz hay ya que jamas e visto nevar debe ser magico y frio jaja,besitos y felices fiestass

María dijo...

¡¡Ay, Javier, esto se avisa!!

¡¡Pero que gusto da verlos...Y tu mujer, se parte de risa!!
¿¿Y tú?? ¿¿Cómo no le dijiste a tu cariñito que te sacara una foto mientras los niños te estampaban una buena bola?? Porque... Seguro, que más de una te ha caído...¡¡¡Confiesa!!! ¡¡Ah, ya...!! fue por eso... Seguro que a ti te dejaron plantado de muñeco de nieve con una zanahoria por nariz y los ojos y los brazos libres para hacer las fotos. ;-)

Gracias, JAVIER, es un gusto haber conocido a tu familia.
Les das un montón de besitos de mi parte, que aquí ya todos somos una gran familia. ;-)

Y muchos llenos de nieve calentita, para ti.
No te vayas de vacaciones sin despedirte ¿vale?
No te deseo Feliz Navidad, aun...

María dijo...

¡¡Por cierto, se me olvidaba Javier!!

La foto del árbol ¡¡¡PRECIOSA!!! ;-)

Leona catalana dijo...

Muy cierto, es una delicia ver la cara de los niños cuando se encuentran por primera vez con la nieve (o con el mar, como dice Charne).
Yo no recuerdo cuando los míos vieron la nieve por primera vez porque casi cada año nieva en Barcelona y es algo habitual.

Me ha gustado mucho y quedas perdonado por no seguir el relato, je je je...
Por cierto, que a la jefa se le ven ganas de acertarte, algo así como "espera y verás..." :D :D :D

Adelaida Ortega Ruiz dijo...

Aquí no nieva prácticamente nunca.

Pasaron muchos años hasta que una gran nevada nos sorprendió una noche de hace tres febreros.

Al llegar la mañana, se empezó a derretir la nieve de las calles, y de los tejados llovía el agua gélida en grandes y ruidosos chorros. Sin embargo, en los montes de alrededor, los olivos eran gordas motas verdiblancas sobre una manta de algodón.

Fue una fiesta en el pueblo, porque además coincidió que era Domingo. Mis hijas y nosotros tampoco olvidaremos nunca ese día, cuando subimos con el coche a un cerro, nos acribillamos con bolas, nos deslizamos ladera abajo en sacos de plástico y nos trajimos un muñeco de nieve esculpido sobre el capó del coche.
Sin duda esto formará parte de los recuerdos imborrables de la infancia de mis hijas.

Saludos.

Javier Pol dijo...

Charne entre lo que vivieron en Coruña y luego en Fuerteventura mis hijos conocian el mar, pero la nieve aún no habian tenido la ocasión de conocerla. Solo la cara al salir bajo la nevada, no tenia precio. Hace tres años los llevamos a EuroDisney y me recordo la cara cuando vieron la entrada del parque (aunque fue un dinero bien gastado, lo de ayer fue mejor). Ojala nunca lo olviden.

Javier Pol dijo...

Mi Elena, aquí llevamos muy pocos meses; el invierno parece que se presenta frio y largo; así que me imagino que veran más de una y dos nevadas durante esta temporada. Yo te juro que disfrute como un enano.

Ahora durante 20 días disfrutaran de la lluvia gallega que les vendrabien para recargar las pilas (y a mi tambien).

Un beso guapetona.

Javier Pol dijo...

Como tod Polidori, si no te tienes que desplazar, y puedes disfrutar de ella, es divertida. Pero si se abusa... pues ya sabes. Yo te reconozco que ayer y anteayer disfrute, pero ahora viene lo peor, las capas de hielo.

Un abrazo amigo.

Javier Pol dijo...

Hola Susurros, la familia siempre saca lo mejor de uno mismo. Y yo la verdad, es que tengo la suerte de tener una maravillosa y me siento orgulloso de ella, ¿se nota?. Jajajajajaja

Un abrazo Susurros gracias por la visita.

Javier Pol dijo...

Yuri el encontrarse con algo nuevo siempre es maravilloso y más si lo disfrutas de niño o como un niño. Estos dos días fue lo que ocurrio con mis hijos, todo giraba en torno a la nieve para lo bueno y lo malo jajajajajaja.

En nada sigo con la historia.

Un abrazo Yuri.

Javier Pol dijo...

Lucero un dí tendriamos que quedar tod@s e ir a la nieve y ser niños otra vez, sefuro que las que nunca habeis estado en la nieve, volverias a la niñez jajajajajaja. Ya veras como prontoy cuando menos lo esperes te encuentras con la nieve.

Eso sí, frrrrrio hace y bastante; sobretodo despues de 20 minutos tirando bolas de nieve jajajaja

Un beso y disfruta de las Fiestas Navideñas.

Javier Pol dijo...

María voy a confesar. Cuando salimos el miercoles con la nevada cayendo, ellos comenzaron a tirarme bolas de nieve. Yo les mire serio y les dije que pararan o volvian para casa... Luego cogi una poca en cada mano y... se la estampe en toda la cara jajajajajajaja. Con mi mujer despues de dejarlos en el cole fue mejor (su punteria deja bastante que desear) jajajajaj. No puse ninguna foto del "mounstruo" porque soy muy feo y estropearia el post y el blog jajajajajaj.

Veo que el árbol te gusto, pues llevatelo pa casita, le doy al hacha y te lo mando.

Un beso, y no te preocupes que no desaparece antes de las Navidades, aunque a partir de mañana escribire desde Galicia, ¡¡¡Bieeeeen!!!

Un bico, bierzana.

Javier Pol dijo...

Leona no suelo prometer mucho, y no por nada. Pero de verdad te prometo que la cara de los crios debajo de los copos de nieve, no la olvidare nunca. Y es que nunca hay nada como la primera vez, teneis razon.

Un beso Leona.

Javier Pol dijo...

Aquí en Calahora suele nevar todos los años, pero para mis hijos fue su primera vez. Como bien dices Adelaida esto (así lo espero) quedara grabado en sus cabezas, como algo nuevo y maravilloso. El otro día le decia a mi suegra que a los niños hay que dejarles ser niños, y que a mi lo que más me gusta es jugar con ellos (ahora que puedo, dentro de unos años, ya se sabe ley de vida), y jugando pues vuelvo en parte a mi niñez. El otro día nos pillo mi mujer a los tres peleandonos en nuestra cama, y claro... bronca jajajajaja

Un beso Adelaida, me alegro verte de vuelta

luciérnaga dijo...

A esta servidora, la nieve le parece un error
de la naturaleza.
Sólo para que vaya Juan Carlos I y su parentela
a esquiar. Y también algunos privilegiados con
los bolsillos repletos de fajos de 500€.

En cuanto a los crios, son animales repetitivos
que hacen lo que ven hacer a otros crios. O peor aún, lo que ven hacer a sus padres.

Calefacción en casa, buena música, algun libro para gozar leyendo y pare de contar. La nieve para los esquimales y los pingüinos...