9 de diciembre de 2009

New World XV


  Hacía dos días que Jerry la dejara en el poblado; tenia acceso a todo el sistema del ordenador y por lo que le había contado Jerry podía usarlo libremente; era imposible que la rastrearan. Ahora conocía que era desde aquel inmenso ordenador desde donde le enviaran los extraños correos electrónicos; el porque seguía siendo algo que no acertaba a descubrir. Jerry en ese apartado se mantenía callado, Henna sospechabas que algo tendría que ver con aquel extraño poblado y con las personas que allí estaban con ella. Los niños se pasaban todo el día jugando, excepto durante cuatro horas que se sentaban en una choza cerca de donde ella estaba y le enseñaban Geometría Sagrada, Cosmogonía, Cosmología y Semiología, a Henna todo le sonaba extraño; no entendía el porque unos niños debían aprender algo de lo que apenas si podrían sacar beneficio en el mundo real. Los viajes de cargueros espaciales a Marte y la Luna eran habituales desde hacía veinte años; pero la gran mayoría de habitantes del planeta había dejado atrás las creencias sagradas o religiosas. La propaganda del Gobierno Mundial y las guerras desatadas a comienzos del 2010 por motivos religiosos había conducido a las personas a ir apartándose de la religión; existían pequeños núcleos que continuaban practicando con las antiguas creencias y que se reunían en secreto y a los cuales las autoridades hacían la vista gorda, dejándolos actuar en clandestinidad, pero a los que mantenían constantemente vigilados. De ahí que Henna no entendiese eso de la geometría sagrada, y sobretodo a unos niños.

     Vio a la niña que les había recibido cuando llegaron al poblado salir corriendo del aula donde les educaban, Shalako también vio a Henna y se acerco hacia ella sonriendo.

- Buenos días Henna, ¿que tal estas?
- Preocupada Shalako, hace dos días que Jerry se fue y no se nada de él. Tengo miedo de que le ocurriera algo, cada hora que transcurre la angustia de que posiblemente no vuelva a ver a mi marido me atormenta.
- No te preocupes, Ahöla sabe cuidarse. Estoy segura que esta ocupado investigando el paradero de Söhönasomtaka, así que no debes preocuparte Henna, vienes a dar un paseo conmigo hoy no me apetece jugar.
- De acuerdo me vendrá bien, así me relajare y me podrás cosas de este lugar tan bello. - Me parece bien, no hemos sido muy educados contigo; eres nuestra invitada y apenas sabes nada de nosotros.
- Me tratáis muy bien, y por lo que veo todos están ocupados haciendo algo. Aunque los adultos no son muy habladores siempre están en los campos trabajando.
- Ja, ja, ja, no solo trabajan Henna, ellos también están aprendiendo. Si te fijas siempre están en grupos de cuatro personas, uno es el maestro y los otros son sus alumnos. Nuestra tradición se basa en pasar los estudios oralmente, con lo cual si uno es experto en biotecnología debe enseñar por lo menos a tres más para que así su saber nunca se pierda, estos tres deben pasar su saber a su vez a tres personas cada uno y así sucesivamente, comprendes. El estar en los campos es una manera de hacer más amena el aprendizaje; no tienen que preocuparse de cosas externas, ademas como no hay un horario establecido no tienen ataduras.
- Entiendo, pero por que no utilizáis algún soporte para enseñar, o un libro, por ejemplo. Siempre seria más sencillo que tener que memorizarlo.
- Los libros y los datos se pueden estropear, perder o alguien los puede destruir. 
- Pero una persona puede fallecer o que alguna enfermedad degenerativa del cerebro lleve a perder también todo ese saber.
- Por eso uno enseña a tres, así siempre quedarían dos, nunca nos detenemos en aprender. Muchas veces se ha comparado al cerebro con un ordenador, pero la principal diferencia es que tu en un ordenador puedes meter multitud de enseñanzas, pero si no llegas al limite de capacidad, siempre te quedara un espacio en blanco. El cerebro no, es capaz de aprender aún durmiendo, el cerebro jamas duerme, tú apagas un ordenador y solo este no hará nada, en cambio nuestro cerebro, no. Por eso el aprendizaje se hace hablando los unos con los otros en una agradable conversación, sin imponer nada.
- ¿Shalako cuantos años tienes? ¿Eres una niña de verdad?, me estas asustando con tus razonamientos. Einstein a tu lado parece un simple aficionado.
- Angwusnasomtaka era un maestro, yo espero llegar algún día a ser maestra, como él y poder enseñar como me enseñan a mí ahora Henna. La sonrisa de la niña era como el rayo de luz que atraviesa las nubes después de una gran tormenta.


  Jerry se introducía por la puerta del despacho del forense, este era un hombre de apenas 1.70, aparentaba unos cincuenta años y a sus kilos de más, unía un pelo cortado de una extraña manera, largo por su lado derecho y afeitado por la izquierda; por su parte más larga parecía que le faltasen dos o tres lavados. Todo un espectáculo dentro del hospital, el mundo al revés dentro del blanco inmaculado que se veía por todas partes. El médico miro para Jerry, sin apenas levantar la vista del cuerpo que tenia delante. Un joven de viente años estaba sobre la mesa de autopsias.

- Muerte por ahogamiento, se quiso hacer el gallito con su novia y apenas sabía nadar. ¿Usted es?
- El agente Jerry Mourre, soy el encargado de investigar el caso de la mujer decapitada.

El forense tapo el cadáver del joven y se acerco a Jerry, en su delantal se veían gotas de sangre, no se podía decir de él que fuera muy cuidadoso con las autopsias; pero por los informes que Jerry había pedido sobre el forense era el mejor del Hospital, aunque también bastante excéntrico por lo que parecía. 

 

- Le envié el informe de la autopsia a la Central debería tenerlo ya en su poder.
- Y lo tengo, pero tengo varias dudas. Sobretodo la que se refiere a que del cerebro no salio sangre, doctor eso es imposible. La sangre no sirve sólo como sustento y nutrición para el cerebro, además, la sangre modula la forma en que las neuronas procesan la información en nuestro cerebro.
- Lo se agente Mourre, pero lo extraño del caso es que no había ni una sola gota de sangre en el cerebro, es como si a la vez que la decapitaban le hubiesen sacado hasta la última gota de sangre. Mire hay quien sostiene que la sangre no es sólo un sistema de sustento del cerebro, sino que realmente ayuda a controlar la actividad de esté órgano, los cambios en el flujo de sangre podrían afectar a la actividad de las neuronas cercanas, modificando la forma en que estás se transmiten las señales de unas a otras.
- ¿Eso significaría que la sangre podría regular el flujo de información de todo el cerebro?
- Así es, pero es una teoría que se demostró en un laboratorio hace años. El cerebro sigue siendo un gran desconocido para la medicina, a pesar de nuestros adelantos.
- Gracias doctor, por la información y por atenderme.
- No se si le servirá de ayuda en esclarecer el crimen, pero le mandare un informe más detallado a la Central si así lo desea.
- No hace falta, si tengo alguna duda le llamare yo mismo.

  Salio por la puerta preocupado por lo que acaba de descubrir, si por la sangre circulaba información del cerebro era posible que el asesinato fuese premeditado y no un accidente como pensaban en la Central. Si la información que le diera el forense resultaba cierta, el retirar la sangre del cerebro de las personas podía ser una fuente de información inmensa y a la vez peligrosa.


14 comentarios:

Elena dijo...

¡Madre del amor hermoso!
Vuelves con más imaginación que hace dos semanas.
La amiga Henna tiene que tener un aburrimiento de aúpa, allí en el poblado.
Y lo de la información que lleva la sangre del cerebro es...es..., yo qué sé, ¿de dónde sacas tantas novedades?
Lo que sí me ha gustado es esa forma de aprender sin tener que ir al colegio, ya podrían haberlo hecho cuando yo estudiaba, jeje.

Bueno, ya te dejo.
Un biquiño, resalao.

Javier Pol dijo...

JA,ja,ja,ja, Elena aunque me declaro culpable de dejar un poquito aparcada a Henna, si es cierto que anduve buscando información para continuar con la historia; y es que la cabeza decapitada me traía por la calle de la amargura. Tenía varias ideas que me rondaban por la cabeza pero ninguna me convencía, del porque la decapitación y la falta de sangre. No te preocupes por Henna que dentro de muy poco se le acabara la tranquilidad, y es que es de culo inquieto.

Veo que no das a basto con mis dos blogs jajajajajaj.

Un beso cielo, y perdonad por la espera.

yuriluna dijo...

hola javier muy buena entrada, me parece magnifico k sigas con esa imaginacion y dejame decirte k siento un gran interes en ella ya k hay algunas cosas parecidas a unas ideas k tengo bueno cuidate mucho y veces y sigue asi k llegaras muy lejos besos guapo....

POLIDORI dijo...

Hola Javier,

¿Qué no tienes bastante con el lío que nos tienes montado y nos lías todavía más?

Nada, aquí seguiremos esperando más, ja ja ja.





John W.

Javier Pol dijo...

Yuri ya me dirás que ideas son esas jajajaja. Gracias por estar ahí siempre, y ademas que te guste pues ya es doble premio para mí. Un abrazo.

Javier Pol dijo...

Ja,ja,ja, ya sabes como me gusta eso de liar las cosas; mira que llevaba tiempo buscando la información que necesitaba y mira por donde me ayudo a liar más las cosas ja,ja,ja,ja,ja. Ahora viene lo bueno desligarlo todo y darle sentido jajaja.

Procurare que no esperéis tanto Polidori.

ஐ Lucero ஐ dijo...

Hola Javieer vaya entrada siempre me prendes a tus escritos jeje,besitos y que tengas muy buenas tardes..

fher dijo...

A pesar de mi partida hay blogs que no pienso abandonar y este es uno de ellos.
En esta entrada coincido con Polidori, jaaja, pero bueno, supongo que ya tendrás todo resuelto en tu cabeza... no?

Un abrazo

Leona catalana dijo...

¡Uys, qué pregunta te ha hecho fher!... ;D

Javier Pol dijo...

Lucero tu siempre tan amable gracias por tu deseos, al menos ya no te asustas como con alguno de los primeros.

Disfruta del día.

Javier Pol dijo...

Fher amigo mio que alegría me da el verte por aquí. En mi cabeza esta la solución pero tengo muchos más laberintos para llegar a la solución y al final. O eso creo, ya que por cada enigma que resuelvo añado dos o tres más y esto parece el cuento de nunca acabar jajajajajaja.

Javier Pol dijo...

jajajajaj esa es la duda que tenéis todos ¿o no Leona? jajajaja. Mi mujer me pregunta si realmente se como acabara todo esto, y si lo se, lo difícil es que no os aburráis antes de tanto lío y tanta maraña jajajajaja

María dijo...

¡¡Hola JAVIER!!

Siento el retraso, me acostumbré tanto a tu ausencia, que ya casi olvido el camino a tu casa...¡¡No es broma!! los líos y la falta de tiempo, ya sabes. Me ha encantado tu niña sabia, y sobre todo que su aspiración sea seguir aprendiendo como su maestro ¿¿Existirán niños así??
Y lo de que la información circule por la sangre, de verdad...¡¡Qué maravilloso sería!! Tu piensa, en lugar de ir a la universidad y hacer doctorados y demás, transfusión va y transfusión viene...
Luego, encima podría elegirse... ¡¡Por favor una dosis de Blas de Otero y dos de Malher !! llegas a tu casa y a tocar el piano como una posesa y con una depresión existencialista de morirte, pero arte por todas partes... ¡¡Genial Javier!! Te ha sentado bien las vacaciones.

Muchos besos

Sr. corsario, Javier ARRASACONTODO ;-)

Javier Pol dijo...

Mira que eres malaaaa, yo no se si m gustaría que mi hijo fuese tan listo. Lo de los adultos si me parece una gran idea aprender mientras conversas (reconozco que la idea me la dio Ray Bradbury y su maravilloso Farenheit 451). Que en la sangre circula información que va de neurona en neurona tampoco es un invento mio, hay algunos científicos que estudian esa teoría jejejejejee. Ahora ya sabes porque tarde tanto en retomar la historia; la cabeza cortada me tenia locooooooo, jajajajajajaj.


Un beso capitana, ¡Y no te olvides de miiiii!