4 de noviembre de 2009

New World VIII


- No entiendo nada Jerry Mourre, ¿que mi marido es un katchina?. Lewis es consejero del Gobierno Mundial, y seguramente tanto Carlton como él, vieron algo que no debían y de ahí que lo hayan incriminado con el asesinato de su mejor amigo.
- Veo que tus años en el periodismo te dan para mucha imaginación. No es el momento de decirte que somos, todo esto es mucho más complicado, que el asesinato de Carlton. Pero estas en lo cierto que a Carlton lo mataron para incriminar a Lewis. Pero con Carlton cometieron un error garrafal, un error del que acabaran lamentándose tarde o temprano.
- Henna, tengo que dejarte, en breve llegara mi relevo para continuar con tu vigilancia.
- Muy bien, no tienes que darme excusas para dejar mi casa, deberías haberte marchado hace ya mucho.
- Estaré cerca, por si necesitaras mi ayuda.
- No necesito nada de ti, solo deja mi casa. Henna seguía sin confiar en aquel hombre, sus ojos continuaban en la sombra y eso no le gustaba. No entendía la razón por la que la luz proseguía evitando aquellos ojos desconocidos, cuando se levanto de la cama, a la mujer le pareció como si la luz se atenuase por si sola, cuando abandono la habitación la luz volvió a su luminosidad inicial.

    Se acerco a la ventana y observo como aquel extraño hombre, se subía al vehículo que estaba al otro lado de la calle. Henna se sentó encima de la cama, y su cabeza comenzó a dar vueltas a toda la conversación con Jerry Mourre. Fuera una luz se detuvo detrás del coche de Mourre, otro hombre se acerco a la ventanilla del conductor y le enseño una acreditación. Jerry arranco el motor marchándose del lugar, nuevo agente encendió la luz interior del vehículo y miro en dirección a la casa de los Ram. Era cierto que era policía, o por lo menos agentes del Gobierno. Henna se fue hacía la pantalla del ordenador, y desactivo el modo vocal, tecleando en el teclado tridimensional la palabra katchina, la pantalla tardo unos micro segundos en dar la respuesta.

- ¿Cero?, como cero.

  No se atrevió a entrar en la página de la Academia Lingüística Mundial, aunque no era oficial. Si sabía que todo el trafico de la red era pasado por unos filtros. Desde el nacimiento del Gobierno Único, todo era distinto, las libertades civiles existían pero la vigilancia estaba presente en todos los lugares. Nadie se había dado cuenta que con el fin de los gobiernos nacionales, así como la derogación del dinero y un trabajo para cada uno dependiendo de sus coeficientes intelectuales, las protestas habían durado unos años por lo que se consideraba una discriminación, pero con el paso de los años y viendo que las cosas funcionaban se olvido pronto todo. Exceptuando grupos reducidos que de vez en cuando con pintadas aparecían en escena, la población en general  solo le importaba que tenían trabajo y que los precios y los gastos eran cubiertos solo con el trabajo, hacia mucho que los billetes y monedas había desaparecido, todo era información electrónica. Todo dependía del Estado, la iniciativa privada no existía y el Estado se ocupaba de todo lo que necesitabas, las casas eran concedidas según tu trabajo. La corrupción era generalizada y el subir en la escala social lo arrasaba todo.

  Henna se quedo profundamente dormida, el día había sido largo y la noche más movida de lo que hubiera deseado. Cuando despertó el sol volvía a esconderse tras el horizonte, desconocía las horas dormidas pero se sentía como nueva. Todo le parecía un mal sueño, un mal recuerdo pero la ausencia de Lewis era real, así como la visita de Jerry Mourre. Bajo a la cocina, no sin antes mirar por la ventana y ver a su extraño visitante en el coche. Desconocía si a parte de él tenía a más personas vigilandola, pero eso no la detendría en la búsqueda de Lewis. Después de tomarse su te, y vestirse decidió pasarse por la oficina para recoger sus cosas, ya que tenia la intuición que la suspensión duraría mas de lo previsto. Llamo un taxi, no le gustaba ir en el metro demasiados admiradores y poca paciencia en estos momentos. En cuanto llegó el vehículo con los clásicos colores azules y el planeta dibujado en los laterales. Casi imperceptiblemente le hizo un pequeño gesto a modo de saludo, y aunque ella ni le miro Jerry sonrió satisfecho.



   La lluvia de imágenes en el cerebro de Lewis continuaba a pesar de todas las drogas que se le administraban por vía intravenosa. En todas ellas aparecía ella, diciéndole que no se preocupara que resistiera que todo iba bien, y que lo rescatarían, la misma imagen que viera después de resultar asesinado en sus sueños y la misma que viera en su viaje en tren, las imágenes se mezclaban con distintas construcciones realizadas en la piedra, reconocía las de Petra pero las otras le eran completamente desconocidas. No sabía que significaba todo aquello, pero era lo único que tenia Lewis en aquellos momentos. Esas imágenes y los recuerdos de su mujer le mantenían con vida. La visita del invitado de Einsehower se repetía todas las tardes a la misma hora, le seguía llamando katchina lo que podría significar aquel nombre. No le maltrataban, ni le interrogaban solo le tenían allí postrado, amarrado y con los ojos cerrados, notaba extraño su cuerpo sus músculos no le respondían, quizás debido a estar bajo los efectos de todos los productos químicos que le inyectaba por la sonda, pero se sentía raro, a pesar de todo estaba tranquilo. Su corazón no se alteraba en ningún momento y se mantenía en un ritmo cardíaco muy bajo, y su cerebro a pesar de funcionar a pleno rendimiento no daba muestras de actividad en los ordenadores que le escaneaban a cada segundo.


- Esto no lleva a ninguna parte Heiner, llevamos días escaneandolo y no tenemos ninguna información. Las drogas lo mantienen en una fase de sueño demasiado profundo, como para saber algo.
- Si lo despertamos podría escapar, y nos sería imposible seguirlo. Si al menos tuviésemos alguna idea de como funciona el Merkaba, pero solo los katchina son capaces de manejar y de materializar los vehículos interdimensionales.
- ¿Por que ahora Heines? ¿por que han vuelto justo ahora?, no entiendo después de tantos siglos por que se han decidido a volver y por que intentan acabar con nosotros, y nuestra creación. Ahora el mundo esta en paz, después de siglos y siglos de muerte y millones de muertos. Él no consiguió con una guerra lo que
logramos nosotros con la política, el mundo es perfecto ahora. No entiendo su intromisión en nuestros asuntos.
- Piensa Karl que seguramente nunca se hayan ido, y que lleven planeando muchos años esto. Los katchina no se mueven por sentimientos, sino por una mal entendida protección hacia nuestra raza. No pueden entender que seamos nosotros los que debemos elegir nuestro destino. Que a ellos les abandonamos y les olvidamos hace muchos milenios. De ellos solo me interesa su tecnología, nada más; si tengo que acabar con ellos para conseguirlo lo haré.¿Qué sabemos de la locutora?.
- Continua moviendo su hilos, se entrevisto con el jefe de la Abogacía de la Confederación Planetaria, pero este le realizo unas proposiciones que ella no acepto y acabo en el Hospital.
- ¿En el Hospital?, Heiner miraba para Karl, mientras a este le aparecía una sonrisa en la cara.
- Tiene abierta la cabeza, y recibió una buena patada en los testículos, por las proposiciones que lanzo.
- Una mujer con carácter por lo que parece. Le esta bien merecido, nunca me gusto ese sujeto aunque no se puede negar que es un buen zángano, ¿en que nivel esta?, ¿en el XI?.
- No en el XII, pero conoce bien su lugar. De ahí que ocupe un lugar tan alto en el escalafón, pero sabe que al mínimo error nos dejara de ser útil.
- Bien, que continúen vigilando a la mujer. Pero de momento que no actúen, podría resultar sospechoso que la detuviésemos ahora.
- Así se hará.

7 comentarios:

Elena dijo...

Hoy parece que ando entre Matrix y "Un mundo feliz", qué angustia de sociedad, Javier.
Pero cómo se te ha ocurrido crear este mundo "perfecto".
En fin, tú sigue con este intrigante relato a ver en qué queda. Pero no seas maloooooo..., podías darnos algunas pistillas del desenlace ¿no?. Jajaja

Como siempre, he pasado un ameno rato de lectura.
Besotes.

Javier Pol dijo...

Buenoooo, vale te doy una pista del desenlace. Y es que el malo "malote", es un personaje histórico muuuuy malo y cruel que yo resucite para este mundo "perfecto" que no lo es tanto. Y es que siempre hay que desconfiar de lo perfecto. Pero falta un poquito para el final, y es que tengo muchos líos pendientes jejejejejeje como siempre lo lío y luego me cuesta deshacerlo jajajajajaja.

Un besote Elena, me alegro que te guste, aunque la idea de Matrix, no me gusta es más lío todavía jajajajajaja, Matrix se queda corto con esto.

fher dijo...

Algunas partes de este relato: "millones de muertes", junto con los sueños de Lewis en los primeros capítulos me hicieron sacar algunas conclusiones. Y al leer tu pista anterior casi no tengo dudas. Si el personaje que nos tienes preparado para el final es quien yo creo, dejame aplaudirte de pie, porque en este New World el único que no encajaría es "él".

FANTÁSTICO LO QUE HAS LOGRADO!!!

Un abrazo

María dijo...

¡¡Ay Javier, te había escrito un comentario kilométrico y se me ha ido a tomar viento!!

En fin, empezaré de nuevo.
Te decía que este capítulo me ha encantado.
Además de que ha sido de los fáciles de seguir. Lo cual es de agradecer a estas horas de la noche. Me ha sorprendido tu sistema de selección laboral por el CI. En principio puede parecer discriminatorio, pero a mi me da más pena lo que ocurre ahora, que por falta de sistemas adecuados de enseñanza, gente con un CI altísimo ni siquiera terminan le bachiller...¡¡Cuiantísimos genios deben andar por ahí repartiendo pizzas, cuanto desperdicio, xD!!

Y es verdad que tu historia, es dosciuentas mil veces más compleja que Matrix, pero la manera en la que describes que tiene al pobre Lewis a mi me ha recordado muchísimo a como conectaban a Keanu Reeve, en la peli.

Tú, antes de firmar el contrato millonario que te va a ofrecer la multinacional que te comprará los derechos cinematográficos
de tu joya literaria...
Por favor, no dejes de habla conmigo, seré tu representante encantada...ja,ja,ja. Javier & María, Corporation.:))

Muchos besos y Feliz noche.

Javier Pol dijo...

Fher conociéndote seguramente si no sabes quién es Heiner, el número I de todo esto, andes muy cerca. Y no te creas, igual no pegan pero los condenados listos lo eran mucho. Lo que ocurre es que se dejaron llevar por su odio, algo que aquí les ocurrirá ya veras, me imagino que del otro personaje histórico del que hablan en tercera persona del pasado, ya habrás adivinado quien era, jajajajajaja


María, todos los sistemas son imperfectos y este no iba a ser menos, el sistema de reparto de empleos puede ser más coherente si tu quieres por el CI (jejejej, yo sería barrendero por lo menos jajajajajaj), pero también puede ser una manera de discriminación, y aunque la llamen positiva sigue siendo discriminación, y ya es un distintivo de inferioridad para alguien. Pero tienes razón en a cuanta personas deben existir por ahí desaprovechadas, para mi el problema de nuestra sociedad esta en la existencia del dinero. ¿Os imagináis si todos trabajásemos por dar un paso más cada día en post de mejorar a la humanidad? (Me encanta Star Trek jajajajajajaj)

Lo de los cables la verdad es que ni me acorde de Matrix, se me ocurrió pensado en los adelantos de hoy en día, que te colocan cuatro cables y aparece toda la información en la pantalla de un ordenador, yo lo cambie atravesando el cuerpo de Lewis jajajajajaja.

Ya me imagino la noticia en el periódico jajajaja Blogero vende a Hollywood su historia. jjajajaajajja. Yo te aviso si ocurre, para firmar los contratos con Spielberg

POLIDORI dijo...

Pues... o estoy muy cerca, como Fher, o estoy perdido.

En cualquier caso, eres un genio.





John W.

Javier Pol dijo...

Polidori, me acabas de dar una idea, me voy a poner en contacto con una casa de apuestas online y hacerme rico jajajajajajaja. Es fácil, aunque os descartare a uno, Adolfo no es. A este lo deje enterrado jajajajajaja. Pero nazi si. No hay quién pueda con vosotros menos mal que tengo un par de ases en la manga por que sino me dejáis sin trama jajajajajaja