14 de noviembre de 2009

New World XI


- Heiner no la encontramos, a desaparecido. Enviamos a una patrulla para encargarse de la vigilancia y relevar a la Policía, pero no la encontraron. La siguen buscando.
- Karl, no me gusta alguien debe haberla avisado. Que la sigan buscando.
- Bien.
- Veo que sigues firmando como Wolfchen, siempre te gusto ese apelativo Karl.
- Ya sabes que es el mejor método para que sepas que las cartas te las mando yo, y no de cualquier otro que se pudiera pasar por mi.
- Tienes razón solo yo se que utilizas ese apelativo.


   Himmler se quedo solo repasando la documentación que tenia delante, casi toda era el la Organización Eneida, la vieja Sociedad Thule que el había resucitado desde que los estadounidenses habían accedido a sacarle de la antigua Alemania a él y a parte de sus colaboradores. Ellos se habían encargado de todo, para que todo pareciera atado, la muerte de Hitler, los juicios de Núremberg y la desaparición de August Hirt. Nadie había visto los campos de exterminio que durante años habían llevado a la muerte de los no aptos para los nazis, la guerra posterior a 1945, para mandar a los soviéticos a sus fronteras, habían evitado el descubrimiento de los distintos campos esparcidos por distintos puntos. Los habían eliminado del mapa, reduciéndolos a polvo. La Operación Amanecer le había aupado a lo más alto en la sombra era el autentico dueño del mundo, los contactos de Karl con el entonces  jefe de operaciones de la Oficina de Servicios Estratégicos de los americanos en Berna, Suiza, Allan Dulles.
     Su nuevo aliado en aquellos años, Hoover fuera quien le enseñara  los entresijos oscuros, las distintas puertas traseras de las administraciones estadounidenses. La creación de la ONU había sido ideada por la sociedad Thule para que los tentáculos se fuesen infiltrando en los distintos Gobiernos del mundo. En el año 2000 se había conseguido la unificación total en un solo Gobierno Mundial, la búsqueda que durante años se llevara a la caza de distintos objetos mágicos. No podía dejar de pensar en aquellos años Himmler recordaba claramente que si no hubiese negociado con los americanos posiblemente hubiera muerto al igual que su líder. El sonido de llamada de la puerta le saco de sus pensamientos.

- Adelante
- Señor nos han llegado las imágenes de la salida de la sospechosa.
- Ponédmelas

   En las imágenes se veía salir a Henna y subirse a un coche que quedaba tapado por una extraña oscuridad, acompañada por un hombre desconocido, a continuación la llegada de los dos agentes encargados de su vigilancia hablando con el agente de la policía que estaba siguiéndola.

- Llame a los dos agentes enviados para seguir a la sospechosa.
- Si señor.

No mas de cinco minutos tenia delante de él a los dos agentes.

- ¿Quien es el hombre con el que hablaron delante del edifico de la televisión?
- El agente encargado de la vigilancia de la mujer, señor.
- ¿Por que no miraron en su coche? Puede ser cómplice de la sospechosa, es un error por su parte.

Se miraron el uno al otro, sin saber que decir.

- ¿Que ocurre?
- Podemos hablar libremente señor, el nerviosismo era evidente en los dos hombres, el estar presente ante la más alta autoridad les metía miedo.
- Hablen.
- Señor, quise ir al coche, pero algo me lo impido. No se explicar bien lo que nos ocurrió, pero no nos acordamos de la cara del agente, ni de la conversación que tuvimos con él. Únicamente que hablamos con alguien, y que cuando se fue informamos de lo sucedido con la mujer, pero llevamos horas intentando ver en las fichas de personal al agente y no sabemos quien es, no recordamos su cara.
- No lo entiendo, si estuvieron a menos de un metro, como no van a recordar su cara, ¿y la cámara del coche?, ¿no grabo nada?.
- Si señor. lo grabo, pero eso es lo más extraño de todo, hay una especie de oscuridad delante de la cara del agente, es inexplicable señor. Pero...
- Retírense.

8 comentarios:

Elena dijo...

Pero bueno, ¿por qué lo dejas en lo mejor?¡Ay!
Esto está cada día más interesante. Lo de no acordarse de la cara del agente ¿será por una mirada con los ojos blancos? ¡Uy, qué miedo!
¡Venga y dale a la tecla que no puedo esperar más!
Besotes resalao.
¡Ah! estupenda la música...toda.

POLIDORI dijo...

Si faltaba alguien estos eran Hoover y Dulles.

Lo que me pone los pelos de punta es la idea del gobierno mundial, hace poco he leído noticias en el sentido de que se está estudiando. Para echarse a temblar al pensar que lo que estás contando podría quedar en mantilla. Ja ja ja.

Lloren después de haber reído...





John W.

Javier Pol dijo...

Je,je,je,je la verdad Elena es que tienes razón era más largo pero vinieron los dos enanos y nos pusimos a jugar, y decidí cortarlo ahí, ja,ja,ja,ja. Ya veremos que pasa con los ojos de leche, con la música intente un poco de todo, hay diez canciones creo y desde Heavy a Enya, mezclad como queraís y al gusto del consumidor.

Un beso guapetona.

Javier Pol dijo...

No podía dejar a esta trama sin Hoover, que seria de un enredo en los USA sin él y sin Dulles, unas gotas de realidad y otras de ficción, y lo tienes todo Polidori jajajajaja. La verdad es que aterra pensar lo que podría pasar con un Gobierno único, si en un solo país nos pegamos por ser gallegos, vascos, o de Majadahonda imagínate en un planeta, abría leches todos los días.

Joer, mira que si ahora yo realizo predicciones como los Mayas tan en moda ahora mismo jajajajajaj

No lloremos, riamos y sonriamos todo lo posible, al menos las broncas las dejo para el otro blog, jajajajaj

fher dijo...

Me lo has cortado en lo mejor... podrías haber estirado un poco más este capítulo!!
Yo también escuché rumores similares a los de Polidori, creo que sería demasiado...
No es justo demorar tanto los capítulos, jajaja.

Un gran abrazo

Javier Pol dijo...

Mira que eres, jajajajaja. En lo mejor, se me apagaron la luces, jajajaj, y es que cuando te vienen los hijos y te hacen morritos para que juegues con ellos, es imposible decir que no y así quedo, lo puede guardar en borradores, pero llevaba unos días sin publicar y le di a la tecla mágica.

Veo que fue peor el remedio que la enfermedad jajajajaja Y tu me dices a mi que no demore tanto los capítulos, que morro tienes jajajajajaja

Un abrazo amigo.

María dijo...

¡¡Hola JAVIER!!

Así me gusta, que ya era hora de que a la pobre Henna le echaras una mano. Ha tenido que ser nuestro amigo de los ojos blancos, el que le instalar una nube en el periscopio de los malos. Está claro, que en esta vida, nunca te debes fiar de loas apariencias, porque mira que empezó este hombre mal y resulta que además de un ser especial, va a ser un cielo.
¿de verdad crees que algún día tendremos un gobierno único en el mundo? Pero, si aquí en nuestro país, somos pocos y mal avenidos, ¿quien va a anestesiar al mundo para ponerse de acuerdo?
Y mira, si luego nos ponen en la mesa del jefe a Hoober y a Dulles,
casi mejor nos seguimos pegando solitos ¿No te parece?

Muchos besos, Javier.
P.D. Espero darte una sorpresa agradable, cuando te pases por mi casa, con todo el cariño de verdad.:))

Javier Pol dijo...

Vengo de tu casa, je,je,je,je, ¿así que Torquemada, eh? Ya me vengare ya je,je,je, que la venganza se sirve frío, "congelao", ya veras.

Si tu supieras lo que le espera a Henna, seguro que no estarías tan feliz, ¿un mundo con Gobierno único?, ¡¡¡No, lo quiera Dios!!! ¡¡¡Pardiez!!!. Que nos quedemos como estamos, si ya hay corruptelas ahora ni me quiero imaginar en un solo Gobierno con todo el mundo para ellos solos, ¿te imaginas?

El mundo ya esta lo suficiente anestesiado, y camino de ir a peor.

Me gusto la sorpresa, muchos beso guapetona.