9 de noviembre de 2009

New World X


  En ese momento la llamada al dispositivo móvil de Jerry sonó, en la pantalla apareció un mensaje. En ese momento Jerry se levanto de la silla poniéndose las gafas.


- Tienes que venir conmigo Henna.
- ¿Me estas deteniendo? Creía que teníamos que salvar a mi marido.

- No te estoy deteniendo, pero tu vigilancia pasa a ser de la Seguridad Política, lo mejor es que desaparezcas durante un tiempo, estos tipos no se andan con tonterías, cuando dan esta clase de orden es que piensan hacerte desaparecer en breve. Te investigaran, ta sacaran fotos e irán colocando pruebas incriminatorias para luego mandarlas a la televisión para que las vean todo el planeta.
- ¿Y a donde iré?, mi casa es lo único que tengo. Mis padres viven en Buenos Aires y no creo que me dejen llegar hasta allí.
- Yo te llevare a un lugar seguro, si te fías de mi.
- No me fío de ti, es más no me creo nada de lo que me has contado, pero no me queda otro remedio si no quiero que me detengan, presa no podre ayudar a Lewis.
- Vamos, yo iré detrás seras la comidilla de tus compañeros y de los noticiarios en breve.


Henna recogió su bolso, e introdujo unas fotos de Lewis y ella, el resto de fotos las dejo allí. Los premios y galardones nunca le importaran y ahora menos. Su vida había dado un giro de 180º en apenas unos días, y aún no sabía nada, ni el porqué de presentadora estrella, a prófuga del Gobierno Mundial, un antiguo líder de una ideología que se creía muerta hacia décadas era el que movía los hilos del planeta, un galimatias que no le encontraba ni pies ni cabeza, y su marido justo en el medio de todo aquello.
   El coche estaba a veinte metros, se subieron al coche justo en el momento que en otro vehículo aparcaba a escaso metros del de Jerry, los cristales se oscurecieron para que fuese imposible que nadie del exterior supiera quien lo ocupaba.

- ¿Agente Mourre? la voz sonaba hueca de todo sentimiento, a la vez que preguntaba le enseñaba las credenciales de la Policía Popular.
- Si, soy yo ¿y usted quién es? Jerry sabía perfectamente quien era, pero no le dejaria toda la iniciativa, no le iba hacer las cosas demasiado faciles.
- Soy el agente Labtec, mi compañero y yo venimos a hacernos cargo a partir de ahora de la vigilancia de la señora Ram, nos han comunicado, que estaba reunido con ella, y nos gustaría saber el por que.
- Aquí tiene mis ordenes, están selladas por el comisario del departamento de vigilancia, se me comunica que intenten presionar para saber algún amigo de su marido se puso en contacto con ella en estos días. Tenemos controladas todas sus comunicaciones pero podrían comunicarse por algún método y nosotros no darnos cuenta, es un sistema rutinario. Ponemos sin que se de cuenta un mini detector de ritmo cardíacos y mentales,  en la mesa o cerca del sospechoso y lanzamos preguntas convencionales para saber si se altera con alguna de ellas y así saber si miente, ya conoce el sistema. 
- Si lo conocemos perfectamente, y ahora donde esta la señora Ram, ¿sigue en su oficina? El agente de la Policía Popular no dejaba de mirar para el coche de Jerry, pero no conseguía ver su interior.
- Pues precisamente bajo delante de mi, y me disponía a seguirla hasta que aparecieron ustedes para entretenerme.


 Henna miraba por el cristal de atrás, no podía oír nada pero pudo ver como Jerry se sacaba las gafas, y miraba fijamente al hombre que tenia enfrente. Era imposible que eso saliera bien, ningún ser humano poseía esos ojos blancos, no se veía nada más que aquel brillo en ellos, aquella luz que salia de ellos. Sabía que las frecuencias electromagnéticas que la luz solar no descompuesta en los colores de su espectro daba ese color, pero no podía creer que todo eso estuviese dentro de los ojos de alguien, y menos aún que se sacase las gafas para dejar al descubierto todo eso. Jerry inicio el camino hacia su coche, mientras el agente de la Policía Popular comunicaba que Henna estaba ahora mismo sin vigilancia, y que fuera buscada por mas patrullas. Cuando se sentó en el asiento y miro para Henna, esta descubrió unos ojos azules oscuros, parecidos al mar en calma, los ojos era hermosos, veía en ellos lealtad, justicia y sobretodo verdad. Cuando volvía a ponerse las gafas el color azul comenzaba a dejar paso al blanco que tanto inquietaba a Henna.

- ¿Como... puedes hacer eso? Cambiar de color tus ojos, eso no lo hace ningún humano.
- ¿Mis ojos? Es sencillo, tu también podrías hacerlo si quisieras, todos podrías hacerlo si quisierais, solo que estáis muy ocupados preparando fiestas e intentando llegar lo más alto posible en la escala social, no os detenéis ni un momento de que sería de este planeta si la raza más evolucionada se propusiese avanzar y no a tropezar los unos con los otros. Pero viendo como evolucionáis, lo despacio que va todo quizás sea lo mejor llevarías el caos a todas partes.
- Con que derecho nos criticas, ¿acaso tu eres mejor que nosotros?

Miro a Henna a los ojos, ella noto la mirada dentro de si, como si le estuviese leyendo en lo más profundo de sus ser.

- ¿Mejores que vosotros? Jamas seremos mejores que vosotros, ojala algún día alcancemos todo lo que vosotros alcanzareis. Solo queremos poneros en el camino, cuanto más tropezáis, más seguro estamos de que os levantareis y continuareis adelante,pero... es que ahora mismo el camino solo tiene un destino y es el fin de vuestra raza. Por eso estamos aquí para impedir que desaparezcáis por egoísmo y por las ansias de poder de unos pocos. Vamos te llevare a un lugar seguro y te presentare a unos amigos, para una periodista como tu seguro que los encuentras interesantes. Una sonrisa picara apareció en la cara de Jerry, el coche se puso en movimiento suavemente los nuevos modelos de aero coches apenas se notaba el flujo de aire que los hacía sostenerse sobre las carreteras, por encima de ellos a distintas alturas circulaban los demás vehículos, pero Jerry continuaba cercano al suelo a medio metro escaso. Henna miraba  por la ventanilla, viendo pasar los edificios y las personas sin prestar atención, solo pensaba en las palabras de Jerry, y que hablara de la humanidad en tercera persona y del futuro esplendoroso que podrían tener si ellos quisieran. Siempre se había debatido a donde llegaría dentro de unos siglos la humanidad, se creía que el Gobierno único ayudaría con los problemas de golpes violentos por el poder, y que las desigualdades se acabarían. Todos tenían un empleo y una casa, todos los niños eran educados por igual, y a los 16 años se sabía cual seria tu empleo, quizás nadie se diera cuenta que el problema radicara ahí, que la vida no era controlada por uno mismo, sino que los hilos los movían otros desde la sombra. Henna le daba vueltas a todos los pensamientos escondidos durante años, y que sabía que estaban dentro de ella, ahora afloraban.

12 comentarios:

Elena dijo...

Me da un "yuyu que me pelo" sólo pensar que el gobierno único fuese posible.
No digo que tuviera algunas cosas positivas, pero en general, se me pone la piel de gallina.

Bueno, la madeja sigue enredada pero le voy encontrando el cabo.
Tienes la habilidad de saber mantener la intriga.

¡Ah! Iron Maiden, de p.m.

Besos, resalao.

fher dijo...

¿Aparecen más amiguitos? jajaja... Lo estás desenmarañando muy bien Javier. Vamos que quiero ver como sigue esto.
A propósito, los tigres están bien? jajaja

Un abrazo

POLIDORI dijo...

Hola Javier,

Tengo unas ganas terribles de leer como acaba esto, pero por otra parte, aunque estamos a estas alturas, me está dando pena el saber que acabará.

En fin, que me está gustando mucho. ¿Te lo he dicho alguna vez?




John W.

Javier Pol dijo...

Elena ¿así que ya le vas cogiendo el truquillo? jejejej. Bueno pues como diría mi santa madre, como soy un poquillo "cabroncete", sacare un as de la manga y lo liare todo de nuevo jajajajajajaj. La de Iron Maiden es un temazo, pero detrás hay canciones más suaves, y es que hay que poner música de casi todos los tipos. No te digo que un Gobierno único no tuviera alguna cosa positiva, pero en general creo que sería malo para todos.


Un besazo para ti, y lo liare todo otra vez. Me tengo que "cargar" a alguien para darle emoción jajajjajaja

Javier Pol dijo...

Fher, no se si serán amiguetes o vete tu a saber ajajajajaj, ayer escribiendo esta parte me acorde de una película, que hasta la mitad me mantuvo pegado al asiento y después cerca del final no le tire una patada al director y al guionista por que no los tenia delante, y pensaba si yo sería capaz de que el final de todo esto sería coherente y con algo de sentido, y sin cosas raras (o menos de las que ya hay jajajajaja) No preguntes por los tigres que tengo en el borrador casi preparado otra entrega y el día menos pensado os cambio el escenario y sin avisar jajajajaja Elena me mata seguro, por que leerse todo lo de los tigres tiene tela. Pero de momento están guardados, como a mi hijo no se le acuerda, pues mientras aguante sigo con Henna jjajajajajaj


Un abrazo amigo, y ya me mandaras algún plano de Buenos Aires para situar la casa de los padres de Henna jejejejejejeje

Javier Pol dijo...

Polidori, tu desde el primer día dando ánimos, y aquí continuas, dándome alegrías a cada entrega, sea de Henna o con los tigres. ¿Te he dado alguna vez las gracias? jajajajajaja

Por lo de acabar no te preocupes, la resurrección es algo que funciona y siempre se puede hacer una segunda entrega, o una tercera, al más puro estilo Hollywood, muchos efectos especiales, y explosiones por todos lados. Ya me imagino a Henna con la cara de Angelina Jolie jajajajajajajajaj


De nuevo agradecido por estar ahí desde el comienzo loco de este blog.

María dijo...

Javier,
Además de decirte que eres un verdadero cielazo, por lo de mi casa y por todo.:)) Decirte, que este Jerry, de los ojos de color mutante, me cae muy bien, ¡¡Fíjate tú!!.

Espero Henna, empiece a relajarse con él, que yo pienso que es de los de fiar ¿a que sí? ¡¡Para nada como el de la cicatriz, con el que mandaste a cenar!!¡¡A saber que habrá sido de mi, seguro que me ha trinchado como a un pollo!!...ja,ja,ja.

¡¡Me ancanta Enya!! Además le va más así, música relajadita...

Por cierto, Javier, lo que no me dijiste es cual de las tres versiones de somewhere... Va más contigo. Yo así como que te veo de las tres en Queen, pero no sé..Dímelo cuando puedas, que así, os voy colocando junto a ellas ¿vale? Es como vuestro perfil musical, así me hago una idea más aproximada de por donde van los tiros con vosotros. Aunque si te ocurre como a mi, que en música es que casi soy a dicta a todo, me quedo como estaba...Menos música máquina y la horterada esa del Reguetón, esas dos ni con anestesia...je,je.

Muchos besos Javier...¿A donde me llevarás a Henna?...¡¡Cuídala!!¡Vale? ;-)

Javier Pol dijo...

No hay nada que agradecer, es un placer animarte. En cuanto al "ojos mutantes" yo no me fió ni de mi sombra jajajajajajaja. Henna se sabe cuidar sola, parece que lo suyo son las aventuras y que la sorpresa no va con ella. Él maloso de la cicatriz tienes muchas sorpresas en la manga jajajajaja, ya veras ya cuando le de por salir al muchacho jajajajaj. La música que me gusta es... y esta... y esta... jajajajajaja

fher dijo...

Jajaja... yo no vivo en Buanos Aires pero de seguro, más o menos por las características de Henna, sus padres deben vivir en Palermo, Belgrano o Monserrat.

Un abrazo

Javier Pol dijo...

Ya sabía yo que tu me podrías situar a los padres de Henna, en la capital bonaerense jjajajajaja

yuriluna dijo...

me has dejado tan picada con esta entrada que seguire atenta a tu blog, me gusta este tipo de escritura el que t lleva a imaginar que uno esta ahi mismo en esa escena, muchas cosas se piensan al leerte y en mi humilde oponion yo tambien creo que hay unas pocas personas que nos preocupamos y razonamos y vamos en direccion contraria que todos los demas que se dejan manipular por unos cuantos a su antojo, pero bueno no quiero molestar con tanto comentario sigue escribiendo que yo seguire atenta a tus entradas cuidate y mucha suerte.......

Javier Pol dijo...

Hola Yuriluna gracias por pasarte, y no sabes lo que me alegra ver que te gusta esta historia y mi forma de escribir (para un aficionado como yo eso significa mucho). Uno de los problemas de la sociedad moderna es ese que tu comentas, que no nos detenemos ni un momento para pensar y ver lo que hacen de nosotros y por nosotros los dirigentes políticos del mundo.

No te preocupes, y la historia la actualizo dos o tres veces por semana, lo que si no puedo decir es que días son (je,je,je,je,je).

Un abrazo Yuriluna