21 de octubre de 2009

New World IV


" Con la detención de Lewis Ram, consejero y experto de seguridad dentro del Gobierno Mundial por parte de la SP, se pone fin a meses de investigación por parte de los cuerpos de seguridad a un grupo armado de terroristas que pretendían acabar con la paz en nuestro planeta. Lewis Ram, era uno de los cabecillas de esta peligrosa organización y con el cae toda la cúpula de grupo, así como varios centenares de personas más a lo largo del mundo cómplices en las acciones subversivas..." 


  Henna se encontraba en Luiggi's el restaurante de moda en Madrid, comida al estilo tradicional del siglo XX. El hombre que se sentaba al otro lado de la mesa, pasado de kilos y con un evidente problema de alopecia. Le desgradaba quedar con un personaje como él, pero era una de sus ultimas oportunidades para saber donde se encontraba su marido. Hacía ya una semana de su detención y no tenia noticias de la policía, ni de que se acusaba a su marido. Todo lo que sabia era por las noticias que daban en la televisión mundial. La habían despedido de su trabajo, merced a una orden de la SP. Todas las puertas que antes se le abrían, ahora se le cerraban o simplemente callaban antes la preguntas de la periodista.

   - No, no lo puedo entender Fredo. Tu eres el Jefe de los Abogados de la Confederación, no me puedo creer que tu no sepas donde esta mi marido, ni lo creo, ni lo entiendo de verdad.

- Mira Henna, te voy a explicar una cosa y que quede entre tu y yo. Cuando alguien, tu marido en este caso es detenido por la Seguridad Política, nosotros no sabemos nada. Estos detenidos no tienen ningún derecho constitucional, ya que se entiende que han cometido graves crímenes contra el planeta, y por lo tanto han traicionado a la raza humana. Lo siento, pero es la verdad, no se donde esta tu marido. Ojala lo supiera para poder ayudaros.

- No te creo, pero veo que este es un callejón sin salida para mi. Te creía mi amigo Fredo, pero veo que los trepas no tenéis amigos

- Vamos Henna, no seas tan cruel conmigo ademas, nadie mejor que tu para saber lo que se cuece en las altas esferas. Tu has picado muy alto para ser quién eres, así que no me vengas ahora con la doble moral de la esposa afligida y triste por el arresto de su marido.

- Que cerdo eres, todos pensáis que tener un buen par de tetas y un culo, ya supone que mi puesto me lo gane a base de tirarme a todo superior. Eres un hijo de puta Fredo, lo único que lamento es no ser hombre para partirte la boca, como te mereces.

- Venga Henna, si tu quisieras... ahora que tu marido no es...

  Henna impulso la silla para atrás, y cogiendo la botella de vino con su mano derecha la estrello contra la cabeza del hombre que tenia al otro lado de la mesa, el impacto imprevisto consiguió tirar de la silla al desprevenido abogado que la acompañaba. Los comensales de las otras mesas, asistían atónitos a la escena. El jefe de la Abogacía de la Confederación Planetaria en el suelo, sangrando por la cabeza causa del botellazo de la presentadora del programa informativo con más audiencia del mundo. Aún no recuperado del golpe Fredo, no supo lo que se venia encima hasta que fue tarde. Henna se hallaba justo de pie delante de él, viendo como la sangre brotaba por la izquierda de su cabeza, sus manos no eran suficiente tapón para evitar que fluyera, a pesar del dolor Fredo no podía dejar de admirar aquella mujer, y viéndola desde el suelo miraba a sus piernas, desde el suelo intentando imaginarse lo que llevaría más arriba de las pantorrillas, la sonrisa lujuriosa de su cara, dio paso a una terrible patada en los testículos por parte de Henna que lo trajo del mundo de los sueños eróticos al mundo del dolor indescriptible. Los aullidos de dolor se escucharon en toda la sala y en la calle. El movimiento intuitivo de los demás hombres de encogerse hacia atrás, apretando las piernas hizo sonreír a las mujeres que estaban en el restaurante.

  Henna giro sobre sus talones recogiendo su bolso de la mesa, iniciando el camino hacia la calle. Escuchaba gemir a Fredo, y se sentía satisfecha. Solo le preocupaba que su marido llevaba ya siete días detenido, y no sabía nada de él. La policía le comunicara que la Seguridad Política les había pedido el apoyo de tres patrullas para la detención de un peligroso asesino. Que ellos no tenían jurisdicción sobre los detenidos por crímenes contra la humanidad, y menos si la SP estaba de por medio en las detenciones. En el momento que abría la puerta, sonó su videomóvil, una imagen de alguien en la oscuridad apareció en cuanto contesto.

- ¿Diga?
- Esta haciendo preguntas demasiados incomodas y le traerá problemas. Le recomiendo que olvide a su marido e intente iniciar una nueva vida. Usted es hermosa, joven,  no tire su vida por la borda. Lewis no merece tanto la pena.

- ¿Quién es usted?   ¿Oiga...? La imagen desapareció dejándola con más miedo sobre el paradero de su marido. Recordaba las palabras de la presentadora del noticiario mundial. habían desaparecido más personas, que asociaban a su marido. No dejaría que esto se olvidase. Eran muchas las preguntas y ninguna las respuestas. Monto en el aerotaxi, y camino de su casa, tecleo en la pantalla del ordenador las claves para entrar en el correo personal de Lewis. Este se las había dado por seguridad, en el mundo en el que se movía su marido eran pocas las personas de confianza. La norma principal era pisotear al de enfrente para llegar a los más alto. Y el puesto de su marido era de los más codiciados. La lista de contactos era sorprendentemente corta, estaba ella, Carlton y un nombre desconocido para ella Metatrón.

- Señora, hemos llegado al destino.


-Bien gracias. Cerrando la pantalla, puso su dedo en la pantalla de pago y se bajo del vehículo. La puerta se abrió en cuanto paso los postes de seguridad, dejo el bolso en la entrada. Pidió un te blanco,y se sentó en la sala, desplegando la pantalla táctil delante de ella. Entro de nuevo en el correo de Lewis, abriendo uno de los correos de Metatrons, apareciendo ante ella trece círculos unidos en su centro por varias lineas, algunas de ellas formaban una estrella de seis puntas. Un circulo rodeado por otros seis y seis más en la parte exterior. No lo había visionado nunca y le extrañaba que Lewis tuviera algo que ver con el.

- Metatrons....

8 comentarios:

Elena dijo...

¡Eh, eso no se hace!
No puedes comenzar una historia y dejarme a dos velas, chiquillo. ¡Con lo intrigada que estaba yo...!
En fin, te seguiré a ver dónde está ese hombre metido.
Magnífico relato, un abrazo.

POLIDORI dijo...

Hola Javier,

Una buena pieza, aunque aparentemente sin pretensiones, que va a conseguir engarzar todo lo que vendrá a continuación.

Genial, como siempre.




John W.

fher dijo...

Pues valió la pena la espera amigo. ¿Ves que no te hacía ningún tipo de ayuda con la historia? jaja. Vos podés con esto y más.

Ya que en esta historia el paso del tiempo juega un papel importantísimo hay una cosa que me ha dejado confundido: al principio del relato hace una semana que han detenido a Lewis, y al salir Henna del restaurante llevaba tres días, ¿ahora el tiempo esta yendo hacia atrás? ES GENIAL!!

Un abrazo

Javier Pol dijo...

¡Ups! Fher no me dí ni cuenta; estaba a dos bandas jjejejeje, con el relato y hablando con mi mujer, y se me fue la olla jajajajaja. Aunque si habrá saltos en el tiempo, no es en esta ocasión. Lo arreglo rápidamente. Graciaaaaaas.

Hay Elena, no veas lo mal que lo paso cuando la "inspiración" se me va, como me paso la semana pasada. Tengo la historia en la cabeza y pero no consigo que encaje en el hilo argumental. Menos mal que Polidori siempre tiene palabras de animo. Una abrazo a los dos. Siento la espera.

fher dijo...

Jajaja, de todas formas la idea que imaginé estaba buena, igual que suerte que sirvió de algo un comentario mío, jajaja.

Un abrazo

María dijo...

¡¡Bueno, bueno, Javiercito!!;-)


¡¡SUPER GENIAL!!... Y no es coba, que yo no miento jamás.
Yo, personalmente, humildemente y honradamente opino, que de todos los capítulos que te he leído es el mejor con diferencia.
A pesar del desliz temporal del que se ha percatado, Fher..¡¡qué tío más hábil!!:)) La escena de Henna, con el abogado ese, es que está perfecta. Tal mente, como si yo misma le hubiera estrellado la botella y dado la patada...ja,ja,ja. Bueno, yo no me hubiera atrevido...¡¡Por eso me ha encantado que lo hiciera ella!!...ja,ja,ja.

¡¡Muy bien, Javierazo, muy bien!!:))

¡¡Ale!!... Haz unos estiramiento y... Continua, por favor!!
Tu mujer, me va a matar...ja,ja,ja.

Muchos besos.

Javier Pol dijo...

Jajajajajaja esta si que es buena, como la "violenta" fue Henna, te gusto jajajajajajaja.

Pues no veas que bronca de mi mujer por que no le digo donde esta o donde aparecerá Lewis, vamos por que no lo describí que sino se me enamora la tía de él. jajajajajaja. Las mujeres tendríais que demostrar toda esa fuerza de la que sois capaces de hacer gala, otra cosa es que solo salga a relucir en escasos momentos.

Intentare seguir dando una buena imagen de Henna, eso si a las amigas os pediría que si veis algo que nos os gusta de Henna me lo digáis, y es que soy hombre y las mujeres sois muuuuuu complicadas jajajajajaj
Bueno nosotros también los somos, pero un aficionado escribiendo sobre una mujer es complicado.

Javier Pol dijo...

Ahhhh! Y besos para ti también.